Roberto con X100

Nací en el siglo pasado, cuando el año 2000 sonaba futuro exótico y lejano. De niño se me ocurrió coger a hurtadillas la cámara fotográfica familiar y liarme a disparar fotos hasta que se acabó el carrete. No disparaba a nada, sólo me fascinaba el clic del obturador y quería oírlo una y otra vez. Hoy en día, a veces, sigo tirando ráfagas con una vieja F4 que suena a gloria celestial al pulsar el botón.

Di el paso como profesional tras estudiar publicidad en Bilbao y fotografía de estudio en Getxo (¡Gracias por todo, Jesús!), y asistir durante unos meses a un fotógrafo social en Vigo (¡Gracias, Carlos!). Más de veinte años después sigo creando imágenes, procurando compaginar el trabajo de encargo con lo personal, que vendo como obra de autor (vaya Vd. a saber qué quiere decir esto exactamente). Durante años he trabajado también con una ONG británica como escanista, diseñador, maquetador y creador de folletos y revistas, así como formando a personal de diversos países en el uso de bancos de imágenes y la producción de materiales impresos, lo cual me permite tener una amplia visión del proceso de producción completo y de las necesidades de quienes van a utilizar mis fotografías. Mis mayores intereses en el campo comercial son la fotografía industrial y publicitaria, y el pequeño lujo que me permito es no fotografiar bodas, bautizos y comuniones.

En esto creo

Creo en la fascinación y el reto que supone unir técnica y creatividad, sea en fotografía, diseño, grabado o cualquier otra actividad. Creo que una imagen debe sostenerse por sí misma. Creo en los encuadres sencillos pero potentes. Creo que la luz lo es todo, y que a veces debe ser espectacular y abrumadora, y otras acogedora y discreta. Creo en la importancia de la comunicación con sujetos y modelos. Creo que el deslizante de saturación en Photoshop/Lightroom ha hecho mucho daño a la fotografía de paisaje. Creo que fotografiar para uno mismo es fundamental para sobrevivir como profesional. Creo que el “retrato de fotógrafo con su cámara”, como el de esta página, es un topicazo infumable, pero aun así lo pongo porque le tengo cariño y algún capricho hay que tener. Creo en la introspección y la reflexión a la hora de crear. Creo en compartir lo que sé, y en disfrutar compartiéndolo. Creo en menos Facebook y más café. Creo que hay pocas cosas más divertidas que crear imágenes que me llenan, sean comerciales o personales. Creo en aprender algo nuevo cada día.